Tecnología
3 min

Inversores solares fotovoltaicos: qué son y cómo funcionan

Una instalación solar va más allá de los paneles. En este artículo te contamos más sobre una pieza fundamental: el inversor solar fotovoltaico.

¿Qué es un inversor solar fotovoltaico y cómo funciona?

Dentro de una instalación solar fotovoltaica el inversor es un elemento clave. Para entendernos, es un aparato que hace las funciones de “cerebro” de la instalación. En este artículo explicaremos más en detalle el funcionamiento del mismo y los tipos de inversores solares que tenemos en Samara. 

¿Qué es un inversor solar fotovoltaico?

Un inversor solar es un instrumento que pertenece a una instalación solar y se encarga de transformar la energía captada por los paneles en energía útil para su consumo. Dependiendo de la instalación existen varios tipos, pero todos cumplen esta función básica y fundamental. Por esta razón suelen situarse a una distancia prudencial de los paneles para minimizar las pérdidas de energía.

¿Cómo funciona un inversor solar fotovoltaico?

El inversor se encarga de hacer que la energía producida por tus paneles pueda ser utilizada para tu consumo. ¿Por qué es esto necesario? Porque los paneles solares producen energía en corriente continua y los electrodomésticos y luces de nuestra casa no funcionan con este tipo de corriente. Así es como funciona:

  1. Los rayos del sol activan los paneles solares y generan energía de corriente continua hacia un mismo destino, el inversor. 
  2. El inversor recibe la energía generada por los paneles y la convierte en corriente alterna.
  3. Después, esta energía puede tener tres destinos diferentes. En primer lugar, la red eléctrica de tu casa. Por otro lado, las baterías que tengas instaladas, donde se almacenará esa energía para que la puedas utilizar cuando quieras. Por último, la red eléctrica general en forma de excedentes.
Gráfico que muestra una instalación solar
Esquema que muestra cómo funciona una instalación solar

¿Qué otras funciones tiene el inversor?

El inversor es, sin duda, un punto clave de nuestra instalación fotovoltaica porque, además de invertir la corriente para hacerla útil, puede hacer estas otras cosas:

  • Optimizar la instalación: Los inversores permiten sacar mayor rendimiento y tener un mejor control del consumo de la instalación para evitar derrochar energía.
  • Protección: Otra de las misiones que tiene el inversor solar es proteger la instalación de posibles fallos eléctricos. En caso de que se detecte un cortocircuito, caída de la red o fallo de algún componente se encarga de proteger a tu vivienda.
  • Cargador de baterías y vertido a la red: Se programan para almacenar la energía producida en baterías, si las tienes, y lo que sobre lo inyecta en forma de excedentes en la red eléctrica general.
  • Monitorizar la instalación: Permiten controlar la energía producida, almacenada en baterías (si aplica) y vertida a la red. Esto te ayudará a poder programar tu instalación para que se adapte a tus necesidades.

¿Qué inversores instalamos en Samara?

En Samara tenemos dos tipos 2 tipos de inversores:

  • Inversores de conexión a red: Son los más utilizados y estos se conectan a la red eléctrica priorizando siempre el consumo de energía solar en tu casa.
  • Inversores híbridos: Los inversores híbridos permiten almacenar la energía solar que no consumes a través de las baterías y, si sobra, la inyecta en forma de excedentes en la red eléctrica.

Nuestros modelos de inversores son escogidos minuciosamente entre varios fabricantes de modelos Tier1. Todos tienen garantías de calidad y excelentes prestaciones, con ciclos de vida de más de 10 años. Este elemento diferenciador nos asegura la calidad y eficiencia que buscamos en Samara ofrecer a nuestros clientes en sus proyectos de autoconsumo.

Más artículos