Consejos
3 min

¿Por qué es recomendable tener un plan de mantenimiento para tu instalación solar?

Contar con un plan de mantenimiento tras la instalación de paneles solares es importante para garantizar el correcto funcionamiento de la instalación. En este artículo te contamos más sobre SamaraCare.

¿Por qué es recomendable tener un plan de mantenimiento para tu instalación solar?

Las instalaciones fotovoltaicas son sistemas increíblemente robustos y que son capaces de soportar situaciones extremas tales como lluvias intensas y granizo. De hecho, la vida útil promedio en este tipo de instalaciones ronda los 25 años y el mantenimiento requerido es en la mayoría de casos de carácter preventivo. Gracias a esta robustez, los fabricantes con los que trabajamos en Samara son capaces de ofrecer largos períodos de garantía en comparación con otros sistemas eléctricos:

  • Nuestras placas solares cuentan con una garantía de fabricación de 12 años. De este modo, si se descubriera un defecto de fábrica en los 12 años siguientes a la instalación, el fabricante se compromete a arreglar el módulo afectado o a proveernos de uno nuevo. Además, el fabricante otorga una garantía de producción de 25 años al 80% con lo que nos aseguramos que los módulos producirán por encima del 80% de su potencia nominal en ausencia de defectos de fábrica u otras circunstancias que afecten a su rendimiento (como por ejemplo que se rompa a causa de una piedra)
  • Nuestros inversores y baterías tienen una garantía de fabricación de 10 años. Por lo tanto el fabricante nos asegura que durante este período ambos sistemas estarán libres de errores de fábrica y serán subsanados si aparecieran
  • El funcionamiento de la instalación está garantizada por Samara por un plazo de 2 años. No obstante, si te suscribes a nuestro plan de mantenimiento SamaraCare, nos comprometemos a ampliar esta garantía hasta 10 años. Gracias a ello, te aseguras que la instalación funcionará dentro de los parámetros especificados por los fabricantes del hardware (siempre que no concurran causas exógenas, cómo por ejemplo que seas víctima del robo en alguno de los componentes)

A pesar de la robustez de estos sistemas, desde Samara no podemos garantizar el correcto funcionamiento si no llevamos un control regular de la instalación. De hecho, al contratar SamaraCare, se incluye un servicio de monitorización por el que de forma proactiva nos pondremos en contacto contigo si detectamos cualquier problema con el funcionamiento de ésta. 

Adicionalmente, SamaraCare ofrece un servicio integral ante cualquier circunstancia que afecte al normal funcionamiento de la instalación: no te hará falta gestionar la garantía con el fabricante ya que lo haremos por ti, ni se te facturará nada por la instalación del nuevo material.

En resumen, un buen plan de mantenimiento nos permite complementar una resistencia ya de por sí  alta para estar cubiertos ante cualquier imprevisto. 

Otros factores a tener en cuenta

Hay algunas circunstancias que pueden afectar a tu instalación y que no están cubiertas por SamaraCare. Fundamentalmente, estas circunstancias son las siguientes:

  1. Incendios que no sean consecuencia directa de la instalación fotovoltaica
  2. Robo de alguno de los componentes de la instalación 
  3. Fenómenos meteorológicos y daños eléctricos 
  4. Sombras que no estuvieran presentes en el momento de la instalación (por ejemplo, un árbol que crece y da sombra a los paneles)
  5. Mantenimiento realizado por personas ajenas a Samara sin la autorización expresa de Samara
  6. Cambios en la instalación eléctrica no autorizados por Samara

Las buenas noticias es que las circunstancias 1 a 3  se pueden cubrir avisando a tu seguro del hogar de que tienes una instalación de este tipo mientras que la 5 y la 6 se pueden resolver con una buena comunicación con tu Gestor Energético. Sólo tienes que preocuparte de plantar los árboles de tu jardín en un lugar donde no generen sombras a tus placas.

Más artículos